BLOG

Consejos para promover tu propia casa

El mundo de la auto-promoción puede ser una pesadilla sobretodo para alguien no iniciado en el tema. Y es que el camino que hay que seguir para llegar a construir tu propia casa puede llegar a ser largo y farragoso. Lo primero que hay que entender es que en este proceso van a intervenir multitud de profesionales distintos a la par que la administración y que no es mala idea delegar la gestión del proceso en alguien que esté versado en el tema.

Contacta a un/a arquitecto/a.

Puede que suene muy directo, pero es así. Además de ser imprescindible para la redacción del proyecto y la obtención de licencias, el arquitecto está preparado para ser el director de la orquesta, es decir, que tiene la capacidad de facilitarnos la vida.

¿Qué nos explicará nuestro/a arquitecto/a antes de comenzar?

Si nuestra misión es auto-promover nuestra casa, ya sea desde cero o mediante rehabilitación integral, lo primero es informarse. Si aún no tenemos solar, el profesional de la arquitectura nos puede ayudar mejor que nadie a elegir uno. Si ya lo tenemos o vamos a rehabilitar, nuestro/a arquitecto/a querrá conocer nuestras aspiraciones, es decir: qué esperamos de la casa, cuánta gente va a vivir en ella, si vamos a vivir de continuo, como vamos a habitarla, etc… Y aunque muchas veces somos reacios a dar a conocer nuestro presupuesto, es muy importante que nuestro arquitecto tenga una idea bastante aproximada de cual es nuestra capacidad económica, para poder aconsejarnos en todo momento sobre qué podemos hacer, cómo lo podemos hacer y hasta donde podemos llegar. Y creedme, esto nos ahorrará mucho tiempo, mucho dinero, y muchos disgustos de última hora.

¿Y con el arquitecto ya lo tengo todo?

Nada nos gustaría mas, pero no. Una obra es un proceso complejo que requiere de diversos profesionales tanto en la fase de proyecto como en la de ejecución. El arquitecto requerirá muchas veces del apoyo de ingenieros y/o aparejadores en fase de proyecto, y nos hará falta un estudio geotécnico para conocer las características del terreno. Por otra parte, es muy importante el tema de la Seguridad y Salud en la obra, de la que seremos responsables como promotores de la misma.

Para la obra necesitaremos, además de al arquitecto que ejercerá como director de obra (siendo nuestro guía e interlocutor con los demás agentes implicados) , a un aparejador que se encargue de la dirección de ejecución, y al correspondiente coordinador de seguridad y salud, que puede ser el arquitecto, el aparejador o un tercero.

¿Debo contratar todos estos profesionales por separado?

No por favor. Muchos de ellos, sobretodo los implicados en la fase de proyecto, serán contratados por el arquitecto. El Aparejador y el coordinador de seguridad y salud deberían ser contratados por el promotor, aunque no nos preocupemos si no conocemos a nadie: nuestro arquitecto estará ahí para asesorarnos y proporcionarnos los mejores profesionales a su alcance. Incluso podemos delegar en el arquitecto la formación de un equipo técnico con el que ya se tenga experiencia conjunta y se puedan optimizar resultados.

¿Y el constructor?

El constructor debe ser alguien de confianza y con capacidad suficiente para llevar a buen puerto la obra. Recordemos que nuestro/a arquitecto/a va a estar ahí para que el resultado final sea el óptimo, y por ello le vamos a pagar. De nuevo es imprescindible que nuestro técnico nos asesore en la elección del constructor y tenga un intercambio de información fluido con este, para nuestro beneficio.

En definitiva, parece claro que lo más importante a la hora de promover es encontrar a ese profesional que entienda nuestras necesidades. Pensemos que no estamos pagando sólo por un tramite, sino por tener a un director de orquesta que sabe lo que hace, y que va a ser nuestra espada y escudo en todo el proceso. Además recordad, el arquitecto va a firmar nuestra obra y nuestro proyecto garantizando su calidad, pero sobre todo, su seguridad y estabilidad. Y aquí van a ser tanto el arquitecto como el aparejador los máximos garantes de nuestra tranquilidad una vez acabada la obra. Es importante no subestimarles y darles la confianza que se merecen. En navarro+vicedo arquitectura llevamos más de 25 años siendo garantes de esta tranquilidad y este buen hacer. Si te animas a ser autopromotor/a, no dudes en contactarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *